Nueces - sabroso y con cuerpo

En la estación fría, los frutos secos tienen temporada alta. A medida que la selección de frutas y verduras locales frescas se ralentiza, el bocadillo de nueces es un tentempié nutritivo en el medio. Lo que comúnmente se asocia con el término "nuez" es a menudo una fruta completamente diferente en el sentido botánico. Las nueces de macadamia y las almendras se encuentran entre las frutas de hueso, mientras que el maní, como el frijol o el guisante, forma una vaina como una mariposa.

Fresa - ¿una nuez?

También es relativamente desconocido que la fresa no es una baya, sino que botánicamente es una nuez. Esto es gracias a los pequeños núcleos en ella. Otra nuez que es nativa de nosotros es la avellana, en la cual el pericarpio forma una capa leñosa, que debe ser rajada antes de que se consuma el grano. Sin embargo, dado que otras frutas tienen caparazones duros, son, independientemente de su tipo de fruta, resumidas en fruta de cáscara. Además de avellana, nueces, almendras, cacahuetes, macadamias, cocos, castañas, nueces de pecan, pistachos, anacardos y nuez de Brasil están todos incluidos.

Proveedores de nutrientes saludables

Las nueces son verdaderas bombas de calorías. Sobre todo, le deben esto a los ácidos grasos poliinsaturados saludables que están contenidos en ellos. Pero las vitaminas no son demasiado cortas. Aquí están, en particular, la vitamina E y las vitaminas B para llamar. El ácido fólico, la lecitina y muchos minerales como el potasio, el fósforo, el hierro y el magnesio también se encuentran en las nueces. Además, los frutos secos también son ricos en fibra y proteínas. Todos estos ingredientes hacen que las nueces sean un valioso contribuyente a una dieta balanceada. Pero el consumo diario de un puñado de nueces es suficiente, de lo contrario corre el riesgo de tener sobrepeso.

Un consumo moderado pero regular de frutos secos tiene un efecto muy positivo en el nivel de colesterol y, por lo tanto, es una muy buena precaución contra las enfermedades cardiovasculares.

Riesgos para la salud debido a las nueces

A diferencia de las almendras dulces tradicionales, las almendras amargas no son aptas para el consumo en fresco. Se cultivan para la producción de aceite de almendras amargas en plantaciones especiales. Como su nombre lo indica, no son muy sabrosas de todos modos. Esto se debe a la amígdala que contienen, de la cual se forma ácido hidrociánico venenoso durante la digestión. Para los niños pequeños, una pequeña cantidad de almendras amargas frescas puede ser mortal. Las nueces también pueden desencadenar alergias. En particular, los enfermos de alergia al maní deben tener cuidado, porque con ellos incluso las cantidades más pequeñas son suficientes para causar una picazón severa o incluso dificultad para respirar.

Compartir con amigos

Deja tu comentario