Consejos útiles para vivir con Parkinson

El diagnóstico de Parkinson plantea muchas preguntas para los afectados, pero también para sus familiares: ¿Qué efectos tiene la enfermedad en mi vida? ¿Qué restricciones debo esperar en la vida cotidiana? Si bien una vida normal suele ser posible al comienzo de la enfermedad, las complicaciones se producen cada vez con mayor frecuencia. Por ejemplo, los trastornos del movimiento, así como los síntomas del habla y la deglución se hacen evidentes. Le damos consejos sobre cómo puede mantenerse en forma y activo durante mucho tiempo a pesar del Parkinson.

Nutrición adecuada en el Parkinson

No es necesaria una dieta especial para el Parkinson, pero los pacientes deben conocer una dieta equilibrada. Los alimentos ricos en fibra son particularmente importantes para evitar bloqueos, que ocurren con mayor frecuencia en el Parkinson. Por ejemplo, se encuentra mucha fibra en granos integrales y vegetales.

Es igualmente importante ingerir suficiente calcio, ya que los pacientes con enfermedad de Parkinson son más propensos a padecer osteoporosis que las personas sanas de la misma edad. Se encuentra mucho calcio en productos lácteos, vegetales y huevos.

Además de una dieta saludable, los pacientes con Parkinson deben prestar especial atención a una ingesta de líquidos suficiente. A menudo beben por miedo a ser torpes mientras beben, pero no lo suficiente. Muchos también quieren evitar orinar con frecuencia. Si hay problemas con la vejiga, deben ser aclarados por un médico. Bajo ninguna circunstancia los enfermos deben beber menos.

Importante: Si se toma Levodopa, las tabletas no deben tomarse con una comida rica en proteínas. Dado que la dopamina contenida en las tabletas también es una de las proteínas, de lo contrario puede ser desplazada por otras proteínas cuando se ingiere en el intestino.

Dieta para la disfagia

En etapas avanzadas, la enfermedad de Parkinson a menudo causa disfagia. Esto se debe al hecho de que la lengua es menos móvil y la comida puede transportarse peor. Al comer los alimentos correctos, puede evitarse tragar y ahogarse mientras come.

Las papillas y los alimentos son los más fáciles de tragar para los pacientes con Parkinson. Idealmente, todos los alimentos en una comida deben tener la misma consistencia: una sopa con incrustaciones o puré de papas con un trozo de carne es menos adecuada. Los alimentos duros, secos o granulares deben evitarse tanto como sea posible.

Cuando hay disfagia, lo mejor es comer en un momento en que el medicamento sea óptimo. Coma en un ambiente tranquilo y relajado donde no haya distracción de la radio o la televisión. Cuando coma, también preste atención a un cuerpo erguido y una postura de cabeza recta. Debido a que comer y beber al mismo tiempo aumenta el riesgo de ingestión, solo debe beber cuando su boca esté vacía.

Mantente en movimiento a pesar del Parkinson

Es importante que los pacientes de Parkinson continúen físicamente activos. Porque el deporte promueve las habilidades motoras y los movimientos diarios se pueden manejar mejor. Además, la esperanza de vida de Parkinson se puede extender significativamente mediante el ejercicio regular. Al practicar deportes, asegúrese de no exagerar.

Adecuado para pacientes con Parkinson son la terapia fisioterapéutica y ocupacional, así como los deportes de resistencia a la luz. Especialmente recomendado es Nordic Walking, ya que entrena la resistencia y al mismo tiempo promueve una postura erguida. También deportes como natación o gimnasia son una buena opción. En tenis, voleibol o squash, donde la velocidad de reacción es de gran importancia, debería evitarse. Los deportes de descenso como el patinaje sobre hielo o el esquí tampoco son adecuados para los pacientes de Parkinson.

Para poder vivir de forma independiente durante el mayor tiempo posible a pesar del Parkinson, es particularmente importante que ciertos grupos musculares, como los músculos de las manos y los dedos, se refuercen específicamente. Por lo tanto, haga ejercicios con los dedos regularmente (por ejemplo, tocar el piano como ejercicio seco o amasar una pelota de espuma). Incluso juegos como "Mikado", "Memoria" o "Cuatro victorias" no solo entrenan tus habilidades mentales, sino que también tu habilidad de manos y dedos está entrenada de una manera lúdica.

Combatir el fenómeno de congelación

En pacientes con Parkinson, llega el momento de más y más trastornos del movimiento. Entre otras cosas, puede ocurrir el llamado "fenómeno de congelación": se trata de una congelación repentina del movimiento. La persona afectada ya no puede moverse del lugar en el corto plazo.

Para contrarrestar este fenómeno, puede darse órdenes en voz alta, como 'Ahora la pierna izquierda hacia adelante'. Incluso subir conscientemente sobre un objeto o golpear levemente el muslo a veces puede ayudar a liberar el bloqueo. Sin embargo, la estrategia que responde un paciente es muy diferente individualmente.

Prevenir caídas

A medida que la movilidad de los afectados por el Parkinson disminuye, los pasos son más pequeños y el rumbo del curso se incrementa el riesgo de caídas. Para evitar caídas, debe considerar los siguientes consejos:

  • Elimine los objetos con los que puede tropezar fácilmente. Estos incluyen, por ejemplo, alfombras y corredores, así como cables.
  • Evite superficies resbaladizas; por ejemplo, no salga de la casa en invierno si está nevando.
  • Si te sientes inestable en tus piernas, usa una ayuda para caminar, como un bastón o un andador.
  • Al caminar, asegúrese de levantar los pies y evitar movimientos rápidos.
  • Use zapatos con suela de cuero o un tacón de goma. En los zapatos con una suela de goma continua, debería prescindir de ella, ya que se puede pegar fácilmente en las alfombras.

Entrena las expresiones faciales

En los pacientes de Parkinson se congela con el tiempo, las expresiones faciales más y más. Como resultado, los afectados pierden una importante herramienta de comunicación, porque ciertos sentimientos como la alegría o la tristeza se expresan principalmente a través de expresiones faciales. Para mantener sus expresiones faciales el mayor tiempo posible, debe entrenarlas regularmente. La mejor manera de imaginar un espejo:

  • Recuerda las vocales A, E, I, O, U con expresiones faciales exageradas.
  • Intenta expresar diferentes estados de ánimo basados ​​solo en tus expresiones faciales, como alegría, tristeza, enojo y sorpresa.
  • Dobla la frente alternativamente, abre las mejillas, levanta las cejas y saca la lengua.

Combate activamente los trastornos del habla

Alrededor del 90 por ciento de los pacientes de Parkinson desarrollan trastornos del habla con el tiempo. Estos son causados ​​por una disminución de la movilidad de los órganos involucrados en hablar. Además, sin embargo, la ingesta prolongada de levodopa también puede tener un efecto negativo en el habla.

Los trastornos del habla dificultan la comprensión de los afectados. Su voz se vuelve más silenciosa y la pronunciación más indistinta. Debido a la vergüenza y el miedo al constante cuestionamiento, el habla eventualmente se evitará tanto como sea posible. Sin embargo, esta es la forma incorrecta. Con el fin de volverse activo contra los trastornos del habla, debería iniciarse un entrenamiento adecuado del habla inmediatamente después de que se conozca el diagnóstico.

Lo mejor es consultar a un terapeuta del habla y dejar que te muestre ejercicios vocales apropiados. Con un poco de entrenamiento, puede hacer los ejercicios solo en casa. Además de tales ejercicios vocales específicos, puede entrenar fácilmente su voz en la vida cotidiana:

  • Todos los días, lea un breve artículo de periódico fuerte y claro.
  • Canta en voz alta.
  • Oralmente juega City Country River.
  • Participa en discusiones

Conducir un automóvil con Parkinson: ¿sí o no?

Si continúa siendo capaz de conducir a pesar del Parkinson depende de varios factores. Entre otras cosas, la medida en que los trastornos del movimiento ya ocurren es decisiva. Además, ciertos medicamentos pueden reducir la capacidad de concentración o reacción. Consulte el prospecto del medicamento para obtener información más detallada.

En una etapa inicial, conducir no suele ser un problema todavía. Sin embargo, en casos individuales, la persona afectada debe siempre, en consulta con el médico a cargo, decidir siempre de manera responsable si todavía puede conducir un vehículo o no.

Compartir con amigos

Deja tu comentario