Cuidado de la salud: Pensamiento positivo y actuación

El estrés provocado por uno mismo suele ser la causa de trastornos o enfermedades de la salud. Agregue a eso pensamientos destructivos y sentimientos negativos. Para recuperar su equilibrio, el hombre debe promover activamente su salud física y mental.

La salud es aprendible

La forma de pensar y actuar que sirve a la salud se llama "salutogénesis". Podría traducir la palabra "proceso de recuperación". Salutogénesis no necesariamente significa prohibición de fumar y comida cruda, pero enfatiza la diversión que trae una vida saludable.

El objetivo de la salutogénesis es un cambio en el estilo de vida: uno aprende a tomar muchas decisiones cotidianas conscientemente a favor de la salud. En lugar de pasar la propia salud a la medicina y permanecer pasivo, uno debe sentirse responsable de sí mismo. Los médicos deben confiar en la responsabilidad personal de sus pacientes.

El que actúa vive más fácil

¿De qué manera algunas personas logran soportar incluso pesadas cargas y encontrar su equilibrio físico y mental una y otra vez? La investigación de Salutogénesis ha descubierto que aquel que tiene una salud más sólida puede comprender y actuar sobre su mundo y sus procesos. La conciencia de ser responsable de la propia salud y la confianza para poder hacerlo estimulan los poderes de autocuración del cuerpo.

Cuando miras a personas que han experimentado "sanidades inexplicables", los mismos puntos que ayudan a sanar a sí mismos emergen una y otra vez:

  • Ejercicio físico
    El nuevo impulso disuelve la rigidez previa, también en el nivel mental. Muy importante es la tensión física y la relajación en un cambio saludable. Este equilibrio asegura la reducción de tensiones y calambres externos e internos.
  • autodeterminación
    La comprensión de los vínculos entre enfermedad y salud da lugar a la capacidad de decidir sobre su propio tratamiento. El paciente se convierte en un hacedor al final de su vida; nada más se llama "paciente" en alemán. Él gana la convicción de que él puede moldear su propia vida. Las creencias anteriores son revisadas y finalmente abandonadas. La vida tiene un nuevo significado.
  • El poder del pensamiento
    Quién hace pensamientos positivos y constructivos, lo que promueve sus poderes internos de autocuración. En lugar de agobiarse con pensamientos y sentimientos de enfermedad y malestar, deberíamos imaginarnos libres del sufrimiento o la incomodidad. El hombre debería verse a sí mismo en el espíritu como le gustaría ser (establecer metas). Aquí, las ideas pictóricas se prueban a sí mismas. El hecho de que las expectativas internas pueden ser efectivas puede determinarse repetidamente mediante el uso de medicamentos ficticios (placebos). Estas "píldoras" no contienen ingredientes activos medicinales. Sin embargo, en algunos pacientes los síntomas disminuyeron cuando fueron tomados por el poder de la expectativa positiva.
  • Joie de vivre y humor
    La risa, el baile y el canto mejoran la oxigenación del cerebro y liberan hormonas de la felicidad y sustancias endógenas analgésicas. La risa reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial, fortalece el sistema inmunológico y estimula la digestión. Las personas a las que les gusta reír a menudo tienen un riesgo de infarto de miocardio significativamente menor. Los músculos esqueléticos se relajan, las regiones cerebrales responsables del bienestar se activan.
  • relaciones
    Los adultos pasan sus vidas repetidamente en los mismos juegos de rol. Cuando se atreven las cosas en las relaciones incrustadas con los seres queridos y se cambian los "roles del juego", existe la posibilidad de una nueva actitud ante la vida. Además, las amistades cercanas y una buena sociedad brindan seguridad en situaciones difíciles de la vida.
  • Sexualidad positiva
    La lujuria y la vida están estrechamente relacionadas. La experiencia sexual mejora la fuerza de la vida.
  • Pensamiento holístico
    Cuerpo, alma y espíritu se complementan. Cuando se producen problemas en uno de los tres componentes, es necesario utilizar los poderes de curación disponibles en las otras dos áreas. Por ejemplo, un nuevo desafío intelectual puede aliviar la depresión y el equilibrio emocional puede perfeccionar la mente.
Compartir con amigos

Deja tu comentario