Diabetes en animales: ¿cómo afecta la diabetes al animal?

¿Cómo afecta la diabetes al animal?

Con el fin de poder excretar el exceso de azúcar en la sangre, un animal diabético debe beber cantidades muy grandes y en consecuencia excretar más. Aunque los animales diabéticos comen más de lo normal, muchos desarrollan antojos, a menudo pierden peso. La deuda es la deficiencia de insulina, que impide una correcta utilización de los alimentos. Los gatos diabéticos son más propensos a verse afectados por la falta de apetito y los vómitos. En algunos, la enfermedad también se nota por un modo de andar cambiado, que se debe a una base más plana de los cuartos traseros.

Dado que las células del cuerpo reciben muy poca o ninguna energía, todo el cuerpo se ve afectado: una capa opaca, pero también daños en el hígado, los riñones y el cerebro son posibles consecuencias. En perros, también pueden ocurrir alteraciones visuales debido a la opacificación del cristalino. Esta catarata diabética puede conducir a la ceguera.

Signos claros

  • mayor consumo de alcohol
  • aumento de la micción
  • Aumento del consumo de alimento con pérdida de peso simultánea
  • Deficiencia del apetito y vómitos en gatos.

Los dueños de perros y gatos que observan dichos cambios en sus mascotas no deben esperar mucho. Una visita veterinaria proporciona certeza. Mediante un tratamiento temprano y una nutrición adecuada, incluso un animal diabético puede disfrutar de una vida larga.

Compartir con amigos

Deja tu comentario