Fortalecer la espalda

El número de personas que sufren de problemas de espalda o trastornos posturales está aumentando constantemente. Alrededor del 80% de los alemanes han tenido dolor de espalda en sus vidas, el 30% incluso sufre de dolor crónico. Mientras tanto, la situación también es dramática para niños y adolescentes. El 44% de los alumnos de cuarto grado ya se queja de dolor de espalda ocasional.

Muy poco ejercicio

Estos números son estimulantes. Las causas de este desarrollo se encuentran en la sociedad de servicios moderna. La mayoría de las veces la gente está sentada o tumbada en una posición rígida y se mueve muy poco. Esto no solo se aplica a la situación profesional, por ejemplo, al estar sentado constantemente en el escritorio o frente a la computadora, sino también en el tiempo libre, por ejemplo, conducir un automóvil o mirar la televisión durante horas.

Estar activo y prevenir

Para prevenir el dolor de espalda, ahora hay programas de ejercicios especiales para fortalecer los músculos de la espalda y estabilizar la columna vertebral. Además, es muy importante hacer que el entorno personal sea agradable para la espalda. El uso de los muebles adecuados para sentarse y reclinarse, así como otros productos cotidianos que sean adecuados para la espalda, es un componente indispensable de la prevención y el tratamiento del dolor de espalda.

¿Qué es back-friendly?

El sello de calidad de Aktion Gesunder Rücken eV ofrece una ayuda significativa. Reconoce de forma exclusiva los productos cotidianos que han demostrado su construcción respetuosa con la piel ante un comité de revisión independiente con expertos en medicina y ciencias. También es importante influir positivamente en el propio comportamiento. Una escuela secundaria, bajo la guía de un experto, es muy útil aquí.

Miedo al movimiento

Pero no solo la prevención juega un papel importante; también el tratamiento adecuado del dolor, especialmente con quejas agudas emergentes, es una condición importante para evitar formas de sufrimiento prolongado. Si el dolor se vuelve crónico o no depende críticamente del tratamiento inicial. Muchas personas con dolor agudo tienen miedo a cualquier movimiento y tratan de evitar el dolor a través de la parálisis física. Pero este comportamiento comienza un círculo vicioso:

  • El miedo al movimiento puede conducir a malas posiciones.
  • La musculatura se debilita y la funcionalidad del sistema musculoesquelético disminuye. Más dolor es el resultado.
  • La carga sobre los afectados aumenta.

Por lo tanto, es importante aliviar los síntomas a tiempo mediante una terapia de dolor. Si no tienes dolor, no tengas miedo de moverte. Con un programa de ejercicios específicos, los músculos de la espalda se pueden fortalecer y la columna vertebral se puede estabilizar.

Compartir con amigos

Deja tu comentario